COMUNICATE CON TU BEBÉ

Home/Noticias/COMUNICATE CON TU BEBÉ

La gran tarea comienza desde la gestación e incluso antes…

ser

Desde tiempos antiguos se viene hablando de la importancia de comunicarnos como madres y padres con el bebé en gestación y ahora la ciencia con sus investigaciones lo confirma. Muchas madres se comunican con sus bebes no nacidos de diferentes maneras: unas utilizan luces, otras música, otras incluso compran CD para que los bebés al nacer sean más inteligentes… en fin. Todas estas alternativas podrían tener los frutos esperados, pero hay  algo que debemos entender y que empieza cuando ni siquiera lo imaginamos, vamos a ver.

Antes de conformarnos como un cuerpo con órganos y entrañas,  es decir, con una estructura, somos una idea, la idea que viene del cielo (Dios, Padre Celestial, Jehová entre otros), y que más adelante tienen nuestros padres de lo que podríamos ser.  Esta idea se  ve reflejada en las células que comienzan a estructurase una vez el espermatozoide logra llegar al ovulo,  y como todo ser vivo interactúan y se ven afectadas por el entorno.  Visto de este modo las células que circulan en el torrente sanguíneo de la madre comenzarán a trasmitir información desde el preciso momento en que el ovulo fecundado se adhiere a la pared del útero y es a esto a lo que podríamos llamar comunicación; debido a que el torrente sanguíneo no solo provee de nutrientes al bebé, sino que con la intervención de neurotransmisores,  hormonas y polipeptidos, se mantiene esta  estrecha comunicación en doble vía.

A lo largo de la vida los seres humanos tenemos un afán innato de darle explicación a todo y este tema no iba a ser la excepción,  por ejemplo en  la universidad de Navarra (Pamplona, España) se realizó una investigación que divulgó que el proceso biológico natural del embarazo reduce el estrés en la mujer, al desactivar la hormona cortisol, y aumenta la confianza, al liberar oxitocina. Esta transformación se suma a otros cambios hormonales del cerebro de la mujer a partir del día 15 cuando, implantado en el útero, el embrión se comunica con los tejidos de la madre.  Estas explicaciones aparecen en el Informe científico sobre la comunicación materno-filial en el embarazo: células madre y vínculo de apego en el cerebro de la mujer.   De este modo, parece ser que en los primeros días de la gestación, el cerebro de la mujer, modulado por el feto, desactiva la hormona del estrés y activa, sin embargo, la hormona de la confianza. Es como si la madre recibiera una orden de parte del feto que le dijera: “Soy yo, no te preocupes, que no soy un individuo extraño”. Así crece ese vínculo de apego y surge el equilibrio emocional. Es la primera comunicación madre-feto que se desarrolla a nivel molecular.

Teniendo en cuenta lo anterior, puedo entonces entrar en un mundo de relaciones sensoriales mantenido entre la madre y su hijo no nacido aún, las cuales le permiten al bebé en formación sentir cuando su madre está alterada, alegre, tranquila, enojada, al igual que los sentimientos de amor o rechazo hacia él.   Todas estas sensaciones pueden tener una fuerte influencia sobre el desarrollo psíquico del futuro niño.

Hasta el momento podemos ver como esta comunicación madre – bebé intrauterino no se puede evitar tanto a nivel físico como a nivel emocional. Nuestros estados emocionales positivos y nuestros pensamientos amorosos son los mejores mensajes para la felicidad del bebé y su desarrollo psico-emocional armonioso.

En un artículo escrito por Enrique Blay, departamento de psicología del desarrollo ARA TERAPIA, en mayo de 2011 expone que, La doctora Candace Pert (neurocientifica y farmacóloga estadounidense), ha realizado investigaciones que evidencian espesos grupos de receptores de neuropeptidos en el tronco cefálico de las personas, tantos que la Dra Pert cree que esto hace que el tronco cefálico forme parte del sistema límbico, la parte del cerebro implicada principalmente en las emociones y en la memoria.  Como resulta que el tronco encefálico es una de las partes  del cerebro que crece primero, este descubrimiento apoya la existencia de memoria en el primer trimestre del embarazo.  Viéndolo de este modo podemos asegurar que el bebé puede tener recuerdos de las sensaciones y sonidos que percibe a través de su madre, habiendo un sonido de mayor impacto para él puesto que lo recibe por dentro y por fuera, y es, la voz de la madre. El niño aun no nacido oye todo el tiempo esta voz.

Enrique Blay  también escribió en su artículo “Las primeras experiencias de los sonidos en el útero pueden tener un efecto estimulante o desalentador en el deseo del bebé de escuchar y comunicarse, que perdurarán después del nacimiento. En casos extremos en que el útero es una caja de ruidos, un bebe puede desear huir de ella. Si la voz de la madre es siempre estridente, enojada y alarmante, es posible que su hijo aprenda a temerla. Si por el contrario tararea, canta y le habla dulcemente, el bebe se sentirá tranquilo y feliz. Como la capacidad auditiva del bebé alcanza el entorno exterior de la madre, los padres también deben hacerlo por la misma razón, hablando, cantando sobre el vientre de la madre. De esta forma también se inicia el vinculo afectivo padre-hijo, que le permite a él implicarse en la vivencia emocional del embarazo de su pareja y al bebé sentir el afecto de su papá, al que reconocerá al nacer, escuchando su voz.”

Y como empecé diciendo, algunas madres procuran mantener esa comunicación con su bebé aun no nacido desde el primer momento del embarazo.  Ahora con esta pequeña presentación de las razones físicas, propioceptivas y psíquicas que apoyan la importancia de la comunicación durante la gestación, quiero llegar de una manera clara, a cada uno de los padres (madres y padres) que por primera vez se enfrentan a la hermosa experiencia de contribuir con la obra de Dios y dar su granito de arena para la formación de una nueva vida, y espero de este modo  lograr que mas padres entiendan la importante tarea que tienen COMUNICATE CON TU BEBÉ”

Guardar

By | 2017-06-15T22:20:08+00:00 junio 5th, 2017|Noticias|0 Comments

Leave A Comment

Compartido